¿Recuerdas los divertidos años 90? Patrick Lussier fue una figura importante detrás de aquella colección de títulos de género y mano derecha del Wes Craven de entonces. Editor, guionista y director, regresa una década después de su extraordinaria ‘Furia ciega‘ con la simpática ‘Truco o trato‘, un divertimento sin pretensiones lleno de humor y ganas de matar a gente despistada.

El asesino de Halloween

Todavía con el gesto torcido ante la pobre revisitación de ‘La noche de Halloween‘ de Blumhouse, Lussier ha decidido poner un poco de orden en el slasher con su última película. ‘Truco o trato’ es un thriller de terror lleno de vísceras y puñaladas que tiene la sana intención de no pretender aparentar más de lo que realmente es. Lussier demuestra que durante el arranque de los confusos 2000 no conoció el miedo ni la vergüenza con secuelas como ‘Ángeles y demonios 3’, ‘White Noise 2: La luz’ o su trilogía iniciada con ‘Dracula 2000’.

Como si fuera la sexta entrega de alguna franquicia de terror desgastada por el paso de los años y la falta de originalidad, Lussier y su colega de guiones habitual, Todd Farmer, han decidido dar la vuelta a la tortilla y hacer de ese “defecto” la principal virtud de la película. Y es que este ‘Trick’ parece el bodycount de una franquicia completa. Además, en ningún momento pretende ser nada más que eso y el sentido del humor campa a sus anchas en ese territorio maldito.

Trick critica

Es imposible negar el sincero amor que Lussier siente por el género, sobre todo comprobando su relación con Farmer, y con este sorprendente y de alguna manera refrescante slasher sin nada que perder han dado, tal vez, el final a un género que a pesar de saber dar siempre muestras de resurrección bien podría enterrarse para siempre con esta película protagonizada por los también muy retro Omar Epps y Jamie Kennedy, rostros populares del cine que ¿homenajea? este ‘Truco o trato’.

Patrick Lussier abre las puertas a un slasher que arranca a lo bestia, sin tiempo para presentar a unos personajes que en realidad importan entre poco y nada. Con un estilo muy anclado a esa época, también manda un afectuoso saludo a los días en que no teníamos que pedir perdón por derramar sangre y además nos devuelve al veterano Tom Atkins, un rostro ligado a títulos favoritos de cualquier aficionado, como ‘Maniac Cop‘, ‘La niebla’ o ‘El terror llama a su puerta’.

El asesino infinito

A pesar de estas buenas intenciones y ganas de jugueteo, la película no termina de redondear la faena, en parte por la trama de la investigación del protagonista, demasiado afectada y ligada a personajes que aún importan menos que los principales, que ya es decir. Curiosamente y a pesar de tratarse de una película que reincide en la repetición, esa repetitiva parte torpedea una historia que iba a velocidad de crucero.

Still 1

También parece que por momentos Patrick Lussier se cree más inteligente de lo que es a la hora de las revelaciones. Estamos de acuerdo en que eso del placer culpable no existe, pero de existir este ‘Truco o trato’ podría ser un ejemplo perfecto. Un slasher de otra época que solo quiere aniquilar a tantos personajes como sea posible a través de una historia deliciosamente tonta.

Quien todavía mire con nostalgia la época de los neo-slashers post- Scream encontrarán aquí material de primera para una noche de palomitas. Puede que Patrick Lussier no sea el cineasta más sutil del mundo, pero su amor por el género es tan puro como el nuestro, y eso es más poderoso que cualquier otro aspecto que entre en juego a la hora de valorar un pasatiempo como este.

‘Truco o trato’ estará disponible a partir del 7 de mayo en Rakuten (tvod) Movistar (taquilla), Filmin (tvod), Orange (tvod) y Vodafone (tvod).



Source link