Si dejamos a un lado las aproximaciones científicas a la teoría del color y el impacto del mismo sobre la mente humana, y apelamos directamente a lo visceral y lo emocional, no cabe duda de que, dentro del medio cinematográfico, la imagen en blanco y negro posee un aura única capaz de redimensionar por completo las sensaciones que transmite un largometraje.

Aunque su estreno original haya terminado siendo a todo color, durante la larga campaña promocional previa al desembarco de ‘La Liga de la Justicia de Zack Snyder’ en HBO Max —HBO en nuestras tierras—, el director afirmó en numerosas ocasiones que su versión definitiva de la cinta de Warner y DC estaba visualizada con una relación de aspecto de 1.33:1 completamente desaturada.

Después de haber disfrutado un par de veces del Snyder Cut a todo color, y de haberme sumergido en su montaje monocromático lanzado bajo el título de ‘La justicia es gris’, puedo afirmar con rotundidad que este nuevo corte de la aventura superheróica ofrece una experiencia radicalmente diferente a la que pudimos ver de partida; haciéndola más épica, más intensa, más violenta y casi atemporal.

Menos colores. Más intensidad.

Un simple vistazo al prólogo de ‘La Liga de la Justicia de Zack Snyder: La justicia es gris’, en el que se recapitulan los acontecimientos del clímax de ‘Batman v Superman: El amanecer de la justicia’, ya nos permite paladear los efectos del blanco y negro —que, si los videoscopios de mi software de edición no mienten, tiende al sepia en los tonos medios y las luces altas—— sobre el metraje de la película.

El skyline de la ciudad de Gotham sumida en la noche, las profundidades de Atlantis, la cámara de Themyscira o el paraje nevado que recurre Bruce Wayne en su búsqueda de Aquaman —por poner algunos ejemplos condensados en los diez primeros minutos del filme—, y el modo en que se integran ahora los personajes en ellos, han ganado en espectacularidad, llevando un paso más allá si cabe el cariz ultraestilizado del cine de Snyder.

Captura De Pantalla 2021 04 06 A Las 19 10 32

Con un trabajo de etalonaje para enmarcar capitaneado por Stefan Sonnenfeld, ‘La justicia es gris’ exprime hasta la última gota de la textura y el grano del negativo Vision3 de Kodak, y juega con los códigos expresionistas realzando las técnicas de contraluz y backlighting, e incrementando la sensación de volumen en los rostros gracias a un tratamiento del contraste que no teme en jugar con niveles bajos de luminancia en negros.

Resulta sorprendente que un cambio en el envoltorio en cuanto a color respecta pueda afectar tanto al tono de la producción, que ahora se antoja incluso más absurdamente épica y solemne; una sensación que también se proyecta sobre los “subgéneros estilísticos” que pueblan el largo. Ahora las secuencias ambientadas en Gotham tienen aún más esencia noire, y todo lo que rodea a Cyborg, las Cajas Madre y las invasiones alienígenas con Parademonios y criaturas mastodónticas de por medio parecen extraídas de un relato de ciencia ficción con alma cincuentera.

Captura De Pantalla 2021 04 06 A Las 19 12 32

Por otra parte, las set pieces de ‘La Liga de la Justicia de Zack Snyder’ también se ven beneficiadas por la ausencia de color. Además de camuflar de un modo mucho más eficiente el CGI, el blanco y negro y el incremento de contraste hacen las acciones mucho más legibles y aumentan la visibilidad de sangre, partículas y escombros; sumando un agradable extra de contundencia a las escenas de combate.

Regresar a pasajes tan alucinantes como la gran batalla de la alianza contra Darkseid, a momentos más íntimos como el reencuentro entre Clark, Lois y Martha en la granja Kent, o a un partido de fútbol americano en el que la figura de Victor Stone se filtra entre la densa capa de nieve que cae en primer término, todos ellos enriquecidos por la ausencia de color, ha sido una auténtica delicia.

Captura De Pantalla 2021 04 06 A Las 19 13 09

A fin de cuentas, el cine no deja de ser una cuestión de sensaciones, y no es la primera vez que una superproducción ha sabido llevarlas a un nuevo nivel reduciéndolo todo al blanco y al negro. ‘Logan’ y ‘Mad Max: Furia en la carretera’ ya demostraron el poder que otorga la imagen monocromática a un largometraje con sus versiones ‘Noir’ y ‘Black & Chrome’; ahora, ‘La Liga de la Justicia de Zack Snyder’ lo ha reafirmado con una ‘La justicia es gris’ que hace aún mejor el magnum opus superheróico del de Wisconsin.

N. del A.: Me anticipo a los comentarios para decir que sí, he escrito otro artículo sobre el Snyder Cut, pero creedme cuando os digo que ha merecido mucho la pena. Se os quiere, de verdad.



Source link