Uno de los últimos dramas entre los seriéfilos es seguir viendo que existe cierto complejo, o por lo menos cierto miramiento, entre reconocidos cineastas cuando se ponen a hacer una serie de televisión. Luca Guadagnino, director de las aclamadas ‘Call me by your name‘ y ‘Suspiria‘, ha sido el último ejemplo.

A Guadagnino no le interesan las series tal como recoge tanto El Mundo como El País en sendas entrevistas. Le interesa el comportamiento, el lenguaje visual cinematográfico y no la trama. Y desde esa posición crea una ficción: ‘We are who we are’, un drama juvenil de ocho episodios que estrena hoy HBO España.

El director italiano se pone al frente de una coproducción Sky/HBO para hablar de un grupo de jóvenes de «tercera cultura», término que designa a aquellos chicos que se ha criado fuera de su «cultura materna». O, lo que es lo mismo, que han vivido (o han ido de sitio a sitio) en un país que no es el de sus raíces.

Un coming of age de tercera cultura

Es el caso de los adolescentes que viven en la base militar estadounidense de Veneto, Italia. La serie comienza con la llegada de Fraser (Jack Dylan Grazer), un joven introvertido (y se da a entender que con algún tipo de TEA) cuya madre Sarah (Chloë Sevigny) es la recién llegada comandante de la base.

Con un poco de torpeza debido a la volatilidad del protagonista, Fraser empezará a formar parte del grupo de amigos formados ahí con Caitlin (Jordan Kristine Seamón), Britney (Francesca Scorsese), Craig (Corey Knight), Sam (Ben Taylor), Enrico (Sebastiano Pigazzi) y Valentina (Beatrice Barichella). El reparto se completa por Alice Braga, Spence Moore II, Kid Cudi y Faith Alabi.

‘We are who we are’ pone su centro en la compuesta muchachada y su capacidad para adaptarse a un medio ambiente que no deja de ser extraño para ellos. Todo esto con, además, el agregado de ser un coming of age y un viaje de descubrimiento personal de, sobre todo, Caitlyn y Fraser.

Una observación estructurada

We are who we are

¿Significa la visión de Guadagnino sobre la televisión que nos encontramos con una película de ocho horas? No. O, por lo menos a nivel estructural sí que el cineasta aprovecha las virtudes del formato episódico. No estamos ante una serie en el que un episodio comienza y termina porque ya llevan 50 minutos de trama.

A pesar de no interesarle lo argumental (y, de hecho, no hay mucha historia), cada episodio es una estampa con su presentación, nudo y desenlace, dentro de la exploración general. Se puede hacer una buena distinción entre capítulos (algo que no pasa con muchas series de gente que sí se interesa por el medio). Es claramente observacional, pero consciente de su estructura.

Otra cosa es que Guadagnino convenza con su propuesta. Yo reconozco que no termino de comulgar con su estilo narrativo y, por poner un ejemplo, ‘Call me by your name’ se me hizo un poco cuesta arriba. Con este drama de HBO tengo también mis más y mis menos.

Creo que aquí es buen punto para aclarar que pude ver los cuatro primeros episodios de ‘We are who we are’ antes de que se publicaran estas declaraciones. Y si bien no cambia (de hecho, en ningún caso debería) mis sensaciones con la serie, sí que se entienden algo mejor sus decisiones artísticas.

Wawwa Ep02 310819 Yd 0044 1

Guadagnino logra hacer una cosa que no muchos consiguen: que una serie en la que no pasa nada, que de hecho es lo que busca, entre como el agua. Sobre todo en su primer episodio, con el resto creo que se atranca algo más. El cineasta te mete de lleno en la base militar, en las circunstancias de Fraser y Caitlyn con una mirada sensible y poética.

Y es esta sensibilidad la que, de algún modo, realza una serie de maduración, de crecimiento personal, un coming of age costumbrista que, por otro lado, no es especialmente interesante. Ni fascinante. Es, simplemente, la vida.

Sin embargo, dentro de esta poética, Guadagnino se olvida de pulir aristas para que nuestra entrada a su mundo sea suave. Como muestra tenemos la introducción de Fraser y su personalidad, que no da motivos para que nos interese conocerle, observarle. Y eso es un riesgo decisivo a la hora de ponernos o no a ver la serie.



Source link