El FC Barcelona informó este viernes a través de sus medios oficiales de que Antoine Griezmann llevará el dorsal número siete en la temporada 2020-21. El anuncio tiene un punto de simbólico. Envuelto en rumores de salida desde la temporada pasada que florecieron después del anuncio de la continuidad de Messi, el club azulgrana pretende darle galones al jugador francés y arroparle en una temporada decisiva para el jugador de Macon.

Una vez conocido que Griezmann llevará el ‘7’, dorsal polémico en el Barça desde que Luis Figo decidió huir al Real Madrid en el año 2000 aunque lo han lucido, eso sí, jugadores de nivel como Saviola, Villa y Pedro, la gran incógnita es qué planes tiene Koeman para el francés. Hacer compatibles a Messi y Griezmann no parece sencillo por las características de ambos jugadores, pero ese es el trabajo de los entrenadores. El talento siempre debe ser compatible.

Griezmann reaccionó en sus redes sociales a la decisión del club: «Es un honor vestir el 7 en el Barça». Además, le manda un mensaje de agradecimiento a Coutinho por cederle el número, ya que el brasileño portaba ese dorsal. «Quiero dar las gracias a Coutinho, que además de gran jugador es un enorme compañero». (D)





Source link