Las salas de cine comienzan su desescalada particular entre ambientes enrarecidos y extremos. Los que no tienen miedo a nada y los que tienen miedo a todo empiezan a recuperar la normalidad, y una de las mejores maneras de hacerlo es comenzar a pisar los cines. Pero durante estos meses también hemos atravesado por un buen momento para el alquiler de películas. Como hacíamos hace veinte años, solo que sin movernos de casa.

El videoclub en casa

No es nada nuevo, por supuesto. El vídeo bajo demanda, aquella cosa que nos parecía lo más cool del mundo cuando aún teníamos grandes videoclubs en pie, una señal de identidad de los primeros servicios que ofrecían el pago por visión en nuestro país, lleva muchos años entre nosotros. Pero lo que en principio era privilegio de una única plataforma, cuando C+ aplastó a sus posibles rivales durante el mejor momento de su historia, ofreciendo deportes o estrenos de cine en modo PPV, se ha convertido ya en lo habitual.

Hasta aquí todo bien. Si yo ahora quiero ver ‘1917‘, ‘Underwater‘ o la última película de Clint Eastwood, puedo hacerlo a un precio razonable y en más de una plataforma. Pero ojo, que eso no quiere decir que estemos al corriente de los estrenos de cada una de ellas, lo que hace que bucear entre los diferentes títulos de las distintas plataformas sea una especie de aventura submarina en los profundo de sus catálogos. Para bien o para mal, volvemos a los viejos días de ir a videoclub sin tener ni idea de qué novedades nos encontraríamos y donde los nuevos pósters nos daban una idea de lo que estaba recién llegado.

En ese sentido me llama mucho la atención el (excelente) catálogo de Apple TV+, que si bien aún no ha encontrado un rumbo fiable en su contenido original (aunque las adquisiciones de ‘Fraggle Rock‘ o el documental de los Beastie Boys sean dos pelotazos impresionantes), sí ofrece un muy apetecible catálogo de novedades. Así, uno encuentra la interesante ‘La cabaña siniestra‘ (‘The Lodge’) o la cinta protagonizada por Kristen Stewart. Además, también se han apuntado el prometedor ‘Greyhound‘, la película bélica protagonizada por Tom Hanks que llegará a la plataforma el próximo 10 de julio.

Click

Por su parte, Filmin añade semanalmente nuevos títulos. Lo último de Pablo Larraín, ‘Ema‘, ya está disponible en su sección premier. También la polémica última obra de Roman Polanski, ‘El oficial y el espía‘, la demencual última película del maestro Brian De Palma (‘Domino‘) o la impactante ‘Bacurau‘, uno de los estrenos que más recordaremos del año de la plaga. Las novedades para todos los gustos están ahí, pero siempre con un ojo puesto en el cine de autor menos dado a las masas. La última película del siempre interesante Patrick Brice,  ‘Ejecutivos agresivos’, también está disponible aquí o en Apple Tv.

Rakuten Tv también se guarda algún as bajo la manga. Dos joyas del humor de ese astro llamado Will Ferrell como son ‘Superstar’ o ‘Movida en el Roxbury’ (aunque sin subtítulos) son títulos a tener en cuenta para alquilar el fin de semana y así (re)descubrir a uno de los mayores talentos cómicos de los últimos 20 años.

Por supuesto, la exclusividad no entiende de plataformas, ¿o es que cuando ibas al videoclub eso pasaba? (que sí, que me consta que había videoclubs «selectos» y «de barrio», pero ahora eso ya no es posible porque cuanto más, mejor). Por eso muchos de estos títulos citados están disponibles en más de una plataforma, lo que hace que no tengas que darte de alta en otro servicio y apostar por el alquiler en tu servicio de confianza. Ahora que Amazon Prime también ofrece en su plataforma el alquiler de novedades (con títulos como ‘Sonic’ o ‘Bloodshot’), el catálogo de novedades no para de crecer y estar disponible para todos los usuarios.

videoclub

Por desgracia, también vivimos tiempos de inmediatez y de esa corriente absurda de opinión cultural del «todo gratis». Tal vez ese sea el mayor escollo que debe sortear un mercado que, ojo, no lo está haciendo del todo bien. Alguien debería pelear más por las leyes de ventanas y fronteras si no quieren seguir perdiendo la guerra contra la piratería. No es justo que viviendo fuera de España y pagando mensualmente una cuota yo no pueda ver determinados títulos de determinadas plataformas. Pónganse las pilas, que yo estoy dispuesto a seguir pisando los videoclubs. Aunque sean virtuales y no tengan polvo en las estanterías.



Source link